Iglesia de San Francisco de Asís

En su ubicación actual, en la plaza que lleva su nombre, la Iglesia y Convento de San Francisco es uno de los exponentes del tallado y de la pintura del siglo XVII.

La amplia nave central de 27 metros por 54 ofrece a la vista del visitante una profusión de retablos a los costados, que suman doce en total.

Pero el centro de atención, es, sin duda el Coro de delicada talla que en sus dos filas se han distribuido 78 sillas con relieves labrados en madera de cedro obra del elgo Fray Luis Montes.

San Francisco se vanagloria de tener la pinacoteca más profusa de todos los conventos.

Porque en el templo y en sus claustros se conservan más de ochenta bellos lienzos y copias de artistas famosos.