El higrómetro

El otro día me disponía a tomar una sauna y, como suelo hacer siempre que entro, comprobé la temperatura y la humedad relativa. Entonces me dí cuenta de que tenía muy claro cómo funciona un termómetro pero no tanto cuál es el fundamento del higrómetro. Pues nada más llegar a casa lo busqué en la Wikipedia  y se despejaron todas mis dudas…qué gran invento!! Para los que no quieran leerse todo el artículo, que además está en inglés, hago un pequeño resumen a continuación:

El higrómetro es el instrumento empleado para medir la humedad relativa presente en la atmósfera y, en general, en cualquier gas. Para realizar la medida de humedad se emplean dos termómetros, uno de ellos con el bulbo húmedo (sumergido en fluido) y otro con el bulbo seco (expuesto a la atmósfera). La evaporación que se produce en el bulbo húmedo hace que el termómetro húmedo señale una temperatura inferior a la del termómetro seco y esta diferencia de temperaturas es la que permite computar el grado de humedad relativa existente en la atmósfera considerada.

Los primeros higrómetros no usaban dos termómetros sino que se basaban en la alteración de las características físicas de algunos elementos bajo la acción de la humedad. En concreto se usaba cabello humano o pelo de diversos animales…curioso verdad?

En la actualidad se dispone de higrómetros electrónicos mucho más precisos basados en el punto de rocío, que es la temperatura por debajo de la que se produce el rocío y condensación de agua en una muestra de aire húmedo a presión constante. Los instrumentos modernos tienen un espejo cuya temperatura se controla automáticamente y sensores capaces de detectar la condensación en su superficie. De esta manera se puede determinar el punto de rocío con precisión y, por tanto, la humedad relativa.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *